Decálogo del buen emprendedor

Decálogo del buen emprendedor

El nuevo informe del Observatorio del Emprendimiento de España (también conocido como RED GEM España) que ha salido a la luz recientemente, pone de manifiesto que en el pasado ejercicio nuestro país recuperó el la cifra de emprendimiento innovador pre-pandemia. Así, la actividad emprendedora se ha recuperado alcanzando una tasa del 5,5% de la población.

Pero, además, este mismo informe revela que el ratio de mujeres emprendedoras supera, por primera vez, al de los hombres. Por su parte, la principal inquietud de la población española de cara a emprender parece ser el alcanzar una cierta felicidad en el ámbito laboral, y lograr la ansiada conciliación.

Y es que la emergencia sanitaria provocó, sin duda, un replanteamiento vital en todos nosotros y nos hizo reflexionar sobre algunos aspectos como: ¿Somos realmente felices pasando eternas jornadas en nuestro puesto de trabajo? ¿Mi labor en la empresa es simplemente rutinaria o me supero para alcanzar nuevos objetivos?

No obstante, y dadas las circunstancias que nos rodean, dar el salto de pasar de ser un asalariado por cuenta ajena con ciertas garantías, a depender de uno mismo, también produce quebraderos de cabeza ya que, ¿nos encontramos en un momento idóneo para comenzar un nuevo proyecto en solitario?

El encarecimiento de suministros como la electricidad, la subida del carburante o el descenso de rentabilidad respecto a hace un año no ayuda en absoluto. Pero es que, además, entran en juego otros aspectos como la crisis de componentes que sufrimos hace tan sólo unos meses, o la falta de materias primas provocada por la guerra en Ucrania.

Un escenario complejo, pero dentro del que se pueden encontrar grandes oportunidades. Para ayudaros, desde Monterrey Centro de Negocios hemos elaborado lo que consideramos sería el decálogo del emprendedor:

  1. Debemos de tener una idea clara, monetizándola y valorando otros aspectos como las capacitaciones que requieren los intervinientes en la misma. Asimismo, se debe realizar un mínimo estudio sobre la demanda que puede tener el producto o servicio que vamos a lanzar al mercado y la competencia que puede tener. De nada sirve contar únicamente con la opinión de nuestro entorno.
  2. Elaborar un buen plan de negocio: En este punto hay que valorar la rentabilidad, las ayudas a las que se puede acceder, la financiación adecuada, etc.
  3. Contar con asesoramiento externo en todos aquellos procesos relacionados a la actividad de la empresa pero que no se refieran a su propio core business (aspectos burocráticos, servicio de gestoría, administración, limpieza, etc.).
  4. Resilencia: es fundamental trabajar con un pensamiento positivo, sabiendo que, aunque por el camino nos vamos a encontrar obstáculos, uno mismo es capaz de sortearlos y salir reforzado.
  5. Tecnología sí, pero en su justa medida: Es cierto que la tecnología es un pilar fundamental en cualquier modelo de negocio, pero muchas pymes cometen el error de acometer grandes inversiones en digitalización que luego no son capaces de gestionar. Más vale ir haciendo pequeñas inversiones y, una vez implementadas y dominadas, continuar con las siguientes.
  6. Ahorro de costes en el punto de partida: Cuando el emprendedor tiene una idea, incluso se plantea poder llevarla a cabo con un simple portátil y una mínima infraestructura. Una vez estemos inmersos en la vorágine de comenzar a operar hay que evitar gastos superfluos. Algunos de ellos pasan por grandes rentas de oficinas, limpieza, etc. Una opción perfecta para evitar este error es instalarse en un espacio flexible como un coworking o centro de negocios.
  7. Perseverancia: si existe una meta clara, la constancia permitirá alcanzar el objetivo.
  8. Innovación constante: en ocasiones el éxito aparece de manera rápida, pero este hecho no puede derivar en que la empresa se instale en un área de confort ya que en el entorno en el que vivimos, todo producto o servicio puede quedar obsoleto de la noche a la mañana. En definitiva, siempre hay que pensar en lo siguiente.
  9. Flexibilidad: dentro del modelo de negocio planteado de manera inicial, pueden surgir muchos matices como consecuencia de las exigencias de los clientes. Saber adaptarse y ofrecer soluciones adecuadas a las necesidades de estos, puede ser una de las claves de nuestro éxito.
  10.  Visibilidad: todo negocio debe de darse a conocer frente a sus públicos objetivo. Elegir las herramientas de marketing/comunicación (rrss, publicidad, etc.) idóneas para ofrecernos con el mensaje deseado, es fundamental en cualquier empresa.
La crisis del talento

La crisis del talento

Hasta no hace mucho, cuando hablábamos de fuga de talento poníamos el foco en el sector tecnológico. Sin embargo, este fenómeno cada vez prolifera más en todo tipo de sectores. Y es que la crisis del talento es universal porque el impacto de la tecnología ya impregna todos los ámbitos de actividad.

Si antes de la pandemia ya se hablaba de la próxima revolución industrial, los efectos del confinamiento han acelerado este proceso. En este sentido, no debemos de olvidar que, de la noche a la mañana, todas las empresas tuvieron que adecuar con urgencia todos sus procesos de trabajo para adaptarse a la situación.

¿Pero implementan las empresas herramientas eficaces para retener el talento que poseen? La respuesta es rotundamente, no. Es posible que en muchos planes estratégicos este aspecto vaya cogiendo peso, pero la realidad es que nuestro país se encuentra en estado deficitario de perfiles técnicos, y necesita hasta 100.000 profesionales para cubrir vacantes en el sector TI.

Un dato que, sin duda contrasta con las estadísticas que señalan la dificultad de acceso al mercado laboral con el que se encuentran un gran número de profesionales ‘senior’ y ‘junior’ en la actualidad. Así, se estima que el paro juvenil se encuentra en torno al 30%, y el desempleo de mayores de 45 años, cuenta con un 54% de incidencia sobre el total de parados. Los motivos no parecen ser otros que la falta de cualificación en el sector ‘senior’, y por su parte, en el colectivo de los jóvenes el principal motivo de rechazo radica en la falta de experiencia.

Sea como fuere, la receta perfecta para que una empresa logre retener y atraer talento no existe. Sin embargo, parece que cada vez más hay que atender a las demandas de los perfiles deseados. Una de ellas pasa por la flexibilidad, un factor que en muchos casos se valora por encima de una retribución superior.

Por otro lado, el talento de los trabajadores puede ser caduco. Si las empresas no invierten activamente en proporcionar a sus empleados nuevas habilidades para poder adaptarse a las necesidades cambiantes que surgen de manera permanente, se genera una desbandada de estos perfiles a la búsqueda de otras compañías que les ofrezcan la posibilidad de dotarles de una formación continua.

Unido a los puntos anteriores es fundamental que las compañías fomenten la creación de una cultura empresarial enfocada al cuidado de las personas. No podemos olvidar que estas son el mayor activo de cualquier enseña. Por ello, y para que el talento permanezca, sólo con esta filosofía se fomentará el bienestar del empleado, el sentimiento de pertenencia y, como consecuencia se redundará en un incremento de productividad, una mejora en competitividad y mayores ratios de crecimiento.

Hace tan solo unos meses en este mismo blog publicamos un artículo titulado: “Así afrontan el teletrabajo una abogada, una directora de recursos humanos y un periodista”. En este, Pedro Pablo San Martín, director de la Fundación Española Deporte Seguro (FEDS) y vicepresidente de la Asociación Española de la Prensa Deportiva (AEPD), afirmaba que “los mejores proyectos nacen del contagio directo del talento” añadiendo que “el teletrabajo puede generar un ‘feedback’ equívoco de las personas”.

Ahora, y en el contexto de la crisis del talento, es una afirmación que también debe de llevarnos a la reflexión, porque es fundamental encontrar el equilibrio entre los modelos híbridos de trabajo, la presencialidad y las expectativas que en realidad tienen aquellos profesionales que poseen el talento demandado por las empresas.

Sin duda, España tiene mucho por hacer en esta materia, pero sin duda también, nuestro país tiene un potencial inmenso para atraer y retener talento, entre otras cosas, por la calidad de vida que brinda per se.

Las grandes empresas se decantan cada vez más por espacios de trabajo flexible

Las grandes empresas se decantan cada vez más por espacios de trabajo flexible

En esta nueva era híbrida que nos ha tocado vivir, la combinación de la presencialidad en la oficina y el teletrabajo va cogiendo fuerza. Y es que un gran número de trabajadores afirma, desde que estalló la pandemia, que goza de una mayor conciliación sin que su rendimiento se haya visto mermado.

Por su parte, desde las empresas se ve con incertidumbre la ansiada recuperación post-COVID. La razón no es otra que el fuerte incremento de precios que están experimentando los suministros, junto con la potente escalada de la guerra de Ucrania que puede dejar en jaque muchos de los productos y/o servicios que entendemos por cotidianos.

Este cúmulo de factores hace que entidades de todo el mundo apuesten por limitar sus participaciones inmobiliarias buscando otras alternativas ya que, en la mayoría de los casos, se han dado cuenta de que la flexibilidad constituye el mejor activo.

Así lo avala el informe El futuro del ‘flex’ elaborado recientemente por la inmobiliaria JLL, que apunta a que un 41% de los inquilinos prevé aumentar la utilización de espacio flexible en el marco de su estrategia de trabajo postpandemia. Un hecho que tal y como aseguran muchos operadores del sector de la oficina flexible ya atrae a grandes multinacionales como IBM o Microsoft.

Dentro de esta modalidad se le está dando prioridad a las salas de reuniones dotadas de la tecnología necesaria para conectar a los participantes en remoto con los que están en persona. Asimismo, se posicionan como el espacio idóneo para ofrecer cursos de formación y fomentar la colaboración entre empelados.

De esta manera y tal y como señalan agentes del sector, las grandes enseñas pueden llegar a ahorrarse casi 10.000 euros por persona al año incluida en este modelo híbrido. Unas cantidades que pueden redirigirse a la formación de empleados o a un gasto destinado a I+D.

Atravesamos tiempos turbulentos y debemos reinventarnos. Así, solo aquellos que sepan adaptarse con agilidad y tengan la capacidad de reorganizar sus estructuras sin grandes prejuicios económicos, superarán los obstáculos que de manera inesperada nos están sobreviniendo.

¿Puedo acceder al “kit digital” para pymes y autónomos?

¿Puedo acceder al “kit digital” para pymes y autónomos?

El pasado 30 de diciembre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la orden para la concesión del ya denominado “bono digital”, mediante el cual el gobierno pretende dar un impulso en materia de digitalización a autónomos y pymes.

En concreto, el documento recoge “las bases reguladoras de la concesión de ayudas para la digitalización de pequeñas empresas, microempresas y/o personas en situación de autoempleo“. Todo ello, en el marco de la Agenda España Digital 2025, el Plan de Digitalización Pymes 2021-2025 y Next Generation de la Unión Europea.

Con esta iniciativa, el Ejecutivo calcula que esta ayuda podría beneficiar a cerca de un millón de pymes y autónomos. De igual forma, prevé que en torno a 50.000 empresas del ámbito tecnológico podrían participar del plan como agentes digitalizadores.

Estas prestaciones cuentan con un presupuesto de más de 3.000 millones de euros para el periodo comprendido entre 2021 y 2023, y el importe a solicitar es de hasta 12.000 euros. Sin embargo, y en función del tamaño de cada negocio las empresas podrán acceder a cuantías diferentes.

De esta manera, los negocios con menos de 3 trabajadores podrán solicitar hasta 2.000 €; mientras que aquellos cuya plantilla cuenten con entre 3 y 9 trabajadores, podrían acceder a 6.000 €. Por su parte, las empresas de entre 10 y 50 empleados podrán beneficiarse de un importe de hasta 12.000 €.

El cheque podrá destinarse a servicios relacionados con ámbitos como la presencia en Internet, comercio electrónico, gestión de redes sociales, digitalización de las relaciones con los clientes, business intelligence y analítica, implantación de la factura electrónica, servicios y herramientas de oficina virtual, comunicaciones seguras y ciberseguridad.

La primera convocatoria de ayudas está prevista para principios del presente ejercicio, e irá dirigida a pymes de entre 10 y 49 empleados con una dotación de 500 millones de euros.

El plazo de inscripción para las empresas que quieran adherirse como agentes digitalizadores ofreciendo soluciones y servicios, comienza mañana martes 11 de enero a través del portal Acelera Pyme. Y es que, además, estas mismas entidades podrán facilitar a pymes y autónomos el acceso a dichas ayudas colaborando en las tareas de solicitud y presentación de la documentación justificativa.

Los interesados en solicitar el bono digital dispondrán de un mínimo de tres meses desde la publicación del llamamiento o hasta el agotamiento del crédito presupuestario para presentar dicha solicitud. Una vez concedida la ayuda, dispondrán de un plazo máximo de seis meses para la firma de los acuerdos de prestación de soluciones de digitalización.

Los espacios flexibles se afianzan en nuestro país

Los espacios flexibles se afianzan en nuestro país

La pasada semana tuvo lugar en Madrid la ProWorkSpaces 2021, un evento anual que ha retomado su versión presencial y que ha congregado a un nutrido grupo de corporaciones y empresarios del mercado de la oficina flexible.

En este encuentro al que ha asistido Monterrey Centro de Negocios, hemos podido conocer la situación actual y las previsiones del sector del coworking en nuestro país. Todo ello articulado en once mesas de trabajo en las que, entre otras cosas, se ha ahondado en el papel del flex office dentro de las organizaciones.

Así, se han tratado temas como la inversión, la comunidad, el rol de las oficinas en las nuevas formas de trabajo, e incluso todos los aspectos jurídicos inherentes a este tipo de espacios.

Pero el pulso real de la situación actual del sector se presentó en la última jornada a través de la presentación de un informe elaborado por la consultora inmobiliaria Cushman&Wakefield junto a la asociación de espacios de trabajo flexible ProWorkSpaces.

Este documento revela datos tan alentadores para el ecosistema del flex office como los que apuntan a una importante recuperación de negocio tras la emergencia sanitaria, así como un significativo incremento de stock en ciudades como Madrid y Barcelona, fundamentalmente.

En este sentido, cabe destacar que los espacios de coworking en Madrid ya representan el 1,26% del stock total de oficinas, mientras que en Barcelona este dato escala hasta el 2,6%. Asimismo, y según la muestra sobre la que está realizado el estudio, los operadores de este tipo de espacios afirman haber contado en los primeros nueve meses del año con una ocupación de más del 75%.

En lo referido al perfil de cliente, sigue siendo muy significativo el volumen de startups, emprendedores y/o autónomos, pero cada vez se incrementa más la demanda por parte de grandes corporaciones que utilizan este modelo de oficina para dar servicio a los empleados que trabajan de manera híbrida y que acuden a oficinas flexibles de manera ocasional.

Y es que, tal y como indicó Eduardo Salsamendi en las jornadas “el flex ha vuelto a ser una opción para las empresas de todo el mundo”. Una opción, sin duda, que va a ver su crecimiento de manera exponencial en este nuevo contexto económico y social.

No queremos terminar esta entrada al blog sin agradecer el inmenso esfuerzo realizado desde la asociación ProWorkSpaces por haber organizado este interesantísimo evento en el que han convocado a profesionales de primer nivel de muy diversos ámbitos de actividad, y donde, además se ha propiciado una ocasión de oro para que todos los agentes del sector hicieran networking.

Sólo nos queda cerrar con una gran frase que ha impregnado el ProWorkSpaces 2021: “La mejor vacuna contra la incertidumbre es la flexibilidad”.

Oficinas virtuales, una herramienta óptima para emprendedores

Oficinas virtuales, una herramienta óptima para emprendedores

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la creación de empresas creció un 57,6% durante el primer semestre de 2021. Muchas de ellas formadas por emprendedores con una edad media de 37 años, que afrontan una ardua tarea para sacar una rentabilidad relativamente cercana.

Sin embargo, el primer problema con el que se encuentra este colectivo es la gran inversión que deben de asumir de manera inicial. Sin embargo, en la actualidad existen infinidad de herramientas para poder ir sorteando y/o abaratando estos compromisos.

Una de ellas, sin duda, es la conocida como oficina virtual. Un servicio que permite avanzar cualquier proyecto sin necesidad de contar con un espacio fijo establecido. Las ventajas de las oficinas virtuales son muy diversas, pero su principal atractivo radica en su bajo coste.

Así, y además de poder domiciliar social, fiscalmente y comercialmente una empresa, cuenta con servicios como el de la utilización de salas de reuniones, la recepción de correspondencia, o el aviso inmediato de correo urgente y certificado. Por otra parte, y a futuro, además es la solución perfecta para que cualquier negocio pueda expandirse en otros mercados.

En definitiva, se convierte en una manera simplificada y económica de afrontar cualquier tarea relativa al back office de una empresa, que permite destinar los recursos de estos cometidos a otros intrínsecamente relacionados con la actividad propia del negocio.

Conscientes de esta necesidad, en Monterrey Centro de Negocios velamos por proporcionar este servicio a un precio de lo más competitivo. De esta manera, puedes proporcionar a tus clientes y proveedores una imagen seria y cercana sin necesidad de tener un espacio físico predeterminado.

Ponte en contacto con nosotros para gestionar de manera ágil y eficiente esta modalidad y olvídate de gastos innecesarios y papeleos. El resto, está en tus manos…

Abrir WhatsApp
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar