¿Puedo acceder al “kit digital” para pymes y autónomos?

¿Puedo acceder al “kit digital” para pymes y autónomos?

El pasado 30 de diciembre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la orden para la concesión del ya denominado “bono digital”, mediante el cual el gobierno pretende dar un impulso en materia de digitalización a autónomos y pymes.

En concreto, el documento recoge “las bases reguladoras de la concesión de ayudas para la digitalización de pequeñas empresas, microempresas y/o personas en situación de autoempleo“. Todo ello, en el marco de la Agenda España Digital 2025, el Plan de Digitalización Pymes 2021-2025 y Next Generation de la Unión Europea.

Con esta iniciativa, el Ejecutivo calcula que esta ayuda podría beneficiar a cerca de un millón de pymes y autónomos. De igual forma, prevé que en torno a 50.000 empresas del ámbito tecnológico podrían participar del plan como agentes digitalizadores.

Estas prestaciones cuentan con un presupuesto de más de 3.000 millones de euros para el periodo comprendido entre 2021 y 2023, y el importe a solicitar es de hasta 12.000 euros. Sin embargo, y en función del tamaño de cada negocio las empresas podrán acceder a cuantías diferentes.

De esta manera, los negocios con menos de 3 trabajadores podrán solicitar hasta 2.000 €; mientras que aquellos cuya plantilla cuenten con entre 3 y 9 trabajadores, podrían acceder a 6.000 €. Por su parte, las empresas de entre 10 y 50 empleados podrán beneficiarse de un importe de hasta 12.000 €.

El cheque podrá destinarse a servicios relacionados con ámbitos como la presencia en Internet, comercio electrónico, gestión de redes sociales, digitalización de las relaciones con los clientes, business intelligence y analítica, implantación de la factura electrónica, servicios y herramientas de oficina virtual, comunicaciones seguras y ciberseguridad.

La primera convocatoria de ayudas está prevista para principios del presente ejercicio, e irá dirigida a pymes de entre 10 y 49 empleados con una dotación de 500 millones de euros.

El plazo de inscripción para las empresas que quieran adherirse como agentes digitalizadores ofreciendo soluciones y servicios, comienza mañana martes 11 de enero a través del portal Acelera Pyme. Y es que, además, estas mismas entidades podrán facilitar a pymes y autónomos el acceso a dichas ayudas colaborando en las tareas de solicitud y presentación de la documentación justificativa.

Los interesados en solicitar el bono digital dispondrán de un mínimo de tres meses desde la publicación del llamamiento o hasta el agotamiento del crédito presupuestario para presentar dicha solicitud. Una vez concedida la ayuda, dispondrán de un plazo máximo de seis meses para la firma de los acuerdos de prestación de soluciones de digitalización.

Los espacios flexibles se afianzan en nuestro país

Los espacios flexibles se afianzan en nuestro país

La pasada semana tuvo lugar en Madrid la ProWorkSpaces 2021, un evento anual que ha retomado su versión presencial y que ha congregado a un nutrido grupo de corporaciones y empresarios del mercado de la oficina flexible.

En este encuentro al que ha asistido Monterrey Centro de Negocios, hemos podido conocer la situación actual y las previsiones del sector del coworking en nuestro país. Todo ello articulado en once mesas de trabajo en las que, entre otras cosas, se ha ahondado en el papel del flex office dentro de las organizaciones.

Así, se han tratado temas como la inversión, la comunidad, el rol de las oficinas en las nuevas formas de trabajo, e incluso todos los aspectos jurídicos inherentes a este tipo de espacios.

Pero el pulso real de la situación actual del sector se presentó en la última jornada a través de la presentación de un informe elaborado por la consultora inmobiliaria Cushman&Wakefield junto a la asociación de espacios de trabajo flexible ProWorkSpaces.

Este documento revela datos tan alentadores para el ecosistema del flex office como los que apuntan a una importante recuperación de negocio tras la emergencia sanitaria, así como un significativo incremento de stock en ciudades como Madrid y Barcelona, fundamentalmente.

En este sentido, cabe destacar que los espacios de coworking en Madrid ya representan el 1,26% del stock total de oficinas, mientras que en Barcelona este dato escala hasta el 2,6%. Asimismo, y según la muestra sobre la que está realizado el estudio, los operadores de este tipo de espacios afirman haber contado en los primeros nueve meses del año con una ocupación de más del 75%.

En lo referido al perfil de cliente, sigue siendo muy significativo el volumen de startups, emprendedores y/o autónomos, pero cada vez se incrementa más la demanda por parte de grandes corporaciones que utilizan este modelo de oficina para dar servicio a los empleados que trabajan de manera híbrida y que acuden a oficinas flexibles de manera ocasional.

Y es que, tal y como indicó Eduardo Salsamendi en las jornadas “el flex ha vuelto a ser una opción para las empresas de todo el mundo”. Una opción, sin duda, que va a ver su crecimiento de manera exponencial en este nuevo contexto económico y social.

No queremos terminar esta entrada al blog sin agradecer el inmenso esfuerzo realizado desde la asociación ProWorkSpaces por haber organizado este interesantísimo evento en el que han convocado a profesionales de primer nivel de muy diversos ámbitos de actividad, y donde, además se ha propiciado una ocasión de oro para que todos los agentes del sector hicieran networking.

Sólo nos queda cerrar con una gran frase que ha impregnado el ProWorkSpaces 2021: “La mejor vacuna contra la incertidumbre es la flexibilidad”.

Oficinas virtuales, una herramienta óptima para emprendedores

Oficinas virtuales, una herramienta óptima para emprendedores

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la creación de empresas creció un 57,6% durante el primer semestre de 2021. Muchas de ellas formadas por emprendedores con una edad media de 37 años, que afrontan una ardua tarea para sacar una rentabilidad relativamente cercana.

Sin embargo, el primer problema con el que se encuentra este colectivo es la gran inversión que deben de asumir de manera inicial. Sin embargo, en la actualidad existen infinidad de herramientas para poder ir sorteando y/o abaratando estos compromisos.

Una de ellas, sin duda, es la conocida como oficina virtual. Un servicio que permite avanzar cualquier proyecto sin necesidad de contar con un espacio fijo establecido. Las ventajas de las oficinas virtuales son muy diversas, pero su principal atractivo radica en su bajo coste.

Así, y además de poder domiciliar social, fiscalmente y comercialmente una empresa, cuenta con servicios como el de la utilización de salas de reuniones, la recepción de correspondencia, o el aviso inmediato de correo urgente y certificado. Por otra parte, y a futuro, además es la solución perfecta para que cualquier negocio pueda expandirse en otros mercados.

En definitiva, se convierte en una manera simplificada y económica de afrontar cualquier tarea relativa al back office de una empresa, que permite destinar los recursos de estos cometidos a otros intrínsecamente relacionados con la actividad propia del negocio.

Conscientes de esta necesidad, en Monterrey Centro de Negocios velamos por proporcionar este servicio a un precio de lo más competitivo. De esta manera, puedes proporcionar a tus clientes y proveedores una imagen seria y cercana sin necesidad de tener un espacio físico predeterminado.

Ponte en contacto con nosotros para gestionar de manera ágil y eficiente esta modalidad y olvídate de gastos innecesarios y papeleos. El resto, está en tus manos…

Los espacios flexibles se consolidan como alternativa para muchas empresas

Los espacios flexibles se consolidan como alternativa para muchas empresas

Coincidiendo con los planes de vuelta a la oficina de las principales compañías españolas, la consultora CBRE ha puesto de manifiesto que las transacciones en espacios ‘flex’ se han disparado un 85% en Madrid y Barcelona respecto al último trimestre de 2020.

De esta manera los centros de negocios dinámicos que se ajustan a las necesidades de las empresas, están viviendo un momento álgido. En concreto, el número de transacciones cerradas en Barcelona en este periodo de tiempo ascendió a 2.521. Por su parte la Comunidad de Madrid le sigue de manera muy cercana registrando una cifra de 2.454 transacciones.

En la actualidad, la ocupación promedia de estos centros es de un 66% en Barcelona y de un 63% en Madrid, y la media del tamaño de los puestos solicitados también ha ascendido. Un hecho ratificado por el dato que revela CBRE, afirmando que el 41% de las compañías han demandado en torno a más de cien puestos.

En lo referido al perfil del demandante de este sector, se ha producido un punto de inflexión. Y es que mientras históricamente éste era un servicio muy solicitado por empresas tecnológicas y startups que requerían necesidades inmediatas, en la actualidad se ha detectado que el 60% de los puestos demandados provienen de compañías que anteriormente no habían usado este tipo de servicios.

Una buena noticia para nuestro sector que viene a confirmar la integración de los espacios flex en los modelos de trabajo de las empresas españolas.

En este sentido, el vicepresidente de CBRE España, Alfonso Galobart, apunta a que este comportamiento “pone en valor la estrategia hacia el modelo de trabajo híbrido, en el que los empleados alternarán el trabajo en una oficina física proporcionada por su empresa, con el trabajo en el hogar o en un coworking”.

¿Preparado para la vuelta a la rutina?

¿Preparado para la vuelta a la rutina?

Todos nos hemos encontrado alguna vez con la sensación de tener que combatir la ansiedad o tristeza que nos produce la vuelta de las ansiadas vacaciones. Un periodo de descanso que, en los últimos dos años, se ha idealizado de manera notable por las restricciones que hemos sufrido como consecuencia de la pandemia.

Y es que unido al momento de la despedida de unos días de relax, volvemos a afrontar una situación anómala en lo que a nuestra rutina se refiere. Así, y cuando creíamos que a estas alturas debíamos de haber superado la emergencia sanitaria por la ansiada inmunidad de rebaño, asistimos al comienzo de otro curso laboral en el que muchas empresas dan marcha atrás a la presencialidad, proliferan las mascarillas y la cifra de muertos sigue siendo alarmante.

Estos dos aspectos favorecen el encrudecimiento de lo que habitualmente conocemos como síndrome postvacacional. Tanto es así que según un estudio realizado por la compañía Lee Hecht Harrison, un 41% de los trabajadores sufrirá o está sufriendo síntomas como tristeza, apatía, o simplemente la sensación de falta de energía.

Unos síntomas que, según el mismo informe, afectan de manera más severa a quienes han dedicado más de tres semanas a sus vacaciones o a los trabajadores con menos resiliencia a  los que, sin duda, les cuesta mucho gestionar de forma eficaz los cambios.

Sea como fuere, los expertos aconsejan poner en práctica una serie de pautas que, sin duda, redundarán en una mejor adaptación a la vuelta a la normalidad. Os dejamos algunos de ellos:

  1. Levantarse pronto unos días antes de reincorporarse. De esta manera, al trabajador le resulta más fácil la vuelta al día a día, ya que se adapta con anterioridad a los horarios habituales.
  2. Volver de vacaciones unos días antes. Al igual que la medida anterior, esta ayuda al trabajador a aclimatarse de forma más paulatina a su vida laboral.
  3. Dividir los días de vacaciones. Ya que, como se ha explicado antes, son más propensas a sufrir síndrome postvacacional las personas que tienen periodos vacacionales más largos, es aconsejable dividir estos a lo largo del verano para hacer la vuelta al trabajo menos abrupta.
  4. Ver el lado positivo. Si se interpreta de forma positiva el fin de las vacaciones, resultará más sencilla. Esto es posible si se evita pensar que el trabajo es una carga y se enfoca desde otra perspectiva.
  5. Poner el despertador cinco o diez minutos antes. Sobre todo los primeros días de readaptación, el salir antes de la cama ayuda a tener más tiempo para ir al trabajo, evitando así prisas y estrés.
  6. No cargarse de trabajo el primer día. En línea con el truco anterior, para hacer más llevadera la vuelta al trabajo es mejor hacerlo de forma paulatina, poco a poco, ya que así el cambio será más agradable.
  7. Realizar actividades saludables. Finalmente, aunque no sea algo directamente relacionado con el trabajo, hacer deporte y llevar una buena alimentación influye. Por eso, es algo que tampoco se debe descuidar los primeros días de regreso.
Abrir WhatsApp
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar